Close

Tecnología y Recursos Humanos

Tecnología y Recursos Humanos

Cuando la tecnología y las personas van de la mano en las empresas, es como un matrimonio perfecto.

Hoy en día, no pueden estar disociados ambos temas ya que la tecnología es parte de nuestras vidas y es por ello que la experiencia del colaborador sube la vara de medición para estas cuestiones.

Básicamente, no podemos permitirnos tener una cartelera de comunicación en la pared de la oficina, cuando nuestros empleados están acostumbrados a compartir noticias de forma inmediata y tal vez sólo posteando una selfie, más aún en los tiempos de corren donde muchos están trabajando desde sus casas y debemos seguir comunicando de una forma moderna.

Tampoco podemos dejar de pensar en el medioambiente, cuidando mejor el papeleo que le hacemos completar y firmar a nuestros equipos, sin agregar valor (se empeñan muchas horas completando formularios de actualización de datos, solicitudes de ausentismos, largos contratos y anexos laborales; cuando todo esto puede ser simplemente digitalizado dentro del marco legal).

En otras palabras, llegó el momento de que el área de Personas sea un verdadero agente de cambio, impulsando la transformación digital desde la tecnología y también desde la cultura (mindset).

Porque si sólo le entregamos una laptop a nuestra gente pensando que estamos fomentando la movilidad digital, pero luego los obligamos a ir hasta el departamento de RRHH para entregarnos una copia de su DNI, claramente estaremos fallando por no darle ese poder tan elemental en la palma de sus manos por medio de soluciones mobile de HR en la nube, que podrían resolver ese caso con tan solo tomar una foto.

La misma reflexión aplica para la nueva forma de evaluar el desempeño, donde se busca la inmediatez y transparencia, brindando feedback constante.

Ya no es una buena práctica continuar con evaluaciones anuales, con una revisión a mitad de año, luego de haber definido los objetivos a principio de año. Esto se debe a que el mundo cambió y hoy hablamos de OKR’s o bien sobre evaluaciones de feedback/pulso muy cortas y simples, sin la necesidad de completar un formulario tedioso de 5 páginas que lo único que hace es desprestigiar algo tan noble como la retroalimentación entre colegas.

 

Ocurre algo similar con la capacitación, porque ya no seguimos asistiendo a los cursos tradicionales on site, sino que consumimos el contenido on line según nuestra preferencia y que no necesariamente está relacionada con nuestro puesto actual sino con la posición a la que aspiramos basados en nuestro plan de carrera.

Entonces, si unimos todos los procesos mencionados, nosotros deberíamos enfocarnos en descentralizar la gestión de personas y transformarnos en facilitadores/asesores.

Tenemos que ser aliados de la tecnología, con el objetivo de permitirle a nuestros colaboradores que puedan llevar a RRHH en la palma de su mano, accediendo desde un celular en cualquier momento y desde cualquier lugar. Sólo así podremos llevar la experiencia del empleado al siguiente nivel.

 

Abrir chat