Close

¿Qué tanto hoy las empresas son Socialmente Responsables?

¿Qué tanto hoy las empresas son Socialmente Responsables?

En estos tiempos que nos toca vivir, dentro de un mundo global, ahora denominado VICA por sus siglas (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo), una pregunta frontal como la del título de este artículo, exige una respuesta muy directa, lamentablemente si nos ceñimos por las estadísticas anteriores a la crisis sanitaria del COVID 19, ésta no es nada alentadora, pues existe un estudio de la Universidad de ESAN, que señala que del 100% de empresas que conoce sobre la Responsabilidad Social, solo el 15% de estas reconoce que debe implementarlo para su beneficio personal, restando tan solo un 5% que lo aplica en toda su magnitud.

Justamente el profesor José Ventura de esta misma casa de estudios y autor del libro “Responsabilidad Social y Sostenibilidad Empresarial” declaró a un medio local siendo muy específico sobre ese porcentaje estadístico tan reducido:

“Este 5% son empresas realmente convencidas que hacer una gestión empresarial con ética es fundamental para el desarrollo de sus propias empresas”.

No obstante, a pesar que la crisis actual, que al parecer no conoce de caducidad, nos ha originado y acelerado cambios dramáticos en los estilos de gestión en las empresas, que cómo es natural, responden al comportamiento de un consumidor que ha migrado sustancialmente en sus preferencias de compra.

En este proceso brutal de adaptación, muchas empresas lamentablemente están cerrando porque entre otras razones, perfectamente comprensibles, su capacidad de respuesta ha sido muy lenta, sin embargo otro buen número, decidió por reinventarse y aprovechar estos momentos difíciles, porque optaron por una perspectiva diferente; eran conscientes de una crisis de gran magnitud en lo sanitario, económico, político, social, pero vieron que también eran momentos de oportunidades y de preparación, definieron que los resultados como objetivos son importantes, pero esta vez poniendo más foco en las personas, entendiendo que la economía también puede tener un rostro humano.

Estas empresas, demuestran una alta sensibilidad es cierto, pero con la lógica y el razonamiento suficiente, de que no necesariamente la gestión en sus empresas debería ir en detrimento de sus economías, pues de lo contrario, inevitablemente no podrían seguir existiendo, con consecuencias perjudícales no solo para ellos, sino también para sus propios colaboradores.

Lo cierto es que, esta corriente ha hecho que aceleradamente muchas empresas definan sus procesos, claro está, siempre orientándose a la plena satisfacción de sus consumidores y en adición, asumiendo una posición firme buscando ser más Responsables Socialmente y de alcanzar sostenibilidad en el largo plazo, demostrando además que, entre sus fortalezas, destaca su marcada resiliencia a los embates y nuevas reglas del mercado actual.

Está ocurriendo, que este estilo de conducción al interior de las empresas, cada día sigue incrementándose, pues los estudios de comportamiento del consumidor son muy precisos en afirmar que muchas personas están dispuestas a pagar más por productos y servicios que provengan de empresas socialmente responsables, las logran identificar por su postura en el bienestar del ambiente y de la sociedad.

Finalmente, todo lo descrito sobre las empresas que se definen como Socialmente Responsables, está contribuyendo a que logren una gran reputación en su imagen corporativa y de Marca Empleadora, pues resultan atractivas para la captación y retención del talento humano.

Abrir chat